fbpx

¡MUCHAS GRACIAS!

El último domingo fui electa Senadora provincial. Quiero agradecer profundamente a todas las mendocinas y mendocinos con quienes desde hace años venimos hablando y trabajando, particularmente a aquellos que nos recibieron en sus casas y en sus barrios durante la campaña. A los más de 50.000 electores que confiaron en nuestra propuesta y nos votaron en el tercer distrito y también a quienes votaron otra opciones. A las compañeras y compañeros con quienes trabajamos codo a codo todos los días para construir una Mendoza más justa, libre y soberana. Al equipo de trabajo que me acompañó sin descanso durante la campaña.
Asumimos y defendemos con uñas y dientes el juego de la democracia. Una democracia cuyo destino no se define exclusivamente en las urnas sino también en una creciente y cada vez más necesaria participación activa de las mujeres, los jóvenes y de todos las ciudadanas y ciudadanos en sus diferentes ámbitos de acción. Un compromiso de participación que se hace indispensable acrecentar en los tiempos que vienen, para mejorar las decisiones y precisar los caminos que tomemos como comunidad. Para que ocurra, tenemos el desafío y la obligación de mejorar, fortalecer y ponderar el debate político y la política. Animarnos a transitar nuevos y mejores caminos para la participación, la construcción y la gestión de la política, que estén más atentos a las demandas y espectativas sociales, más cerca de la gente y menos de las roscas, las presiones corporativas y las pequeñas ambiciones personales. Defenderla tanto de las malas prácticas de algunos dirigentes, como de los ataques de aquellos poderes que la necesitan débil para que abandone su misión de bien común y se ponga al servicio de los intereses de unos pocos.
Tal como dijimos en campaña, voy a ir al Senado provincial a defender los derechos de las mujeres, oponerme al ajuste, el endeudamiento indiscriminado y los retrocesos en los derechos sociales, civiles e individuales que traen consigo las políticas que implementa el gobierno. Pero iré principalmente para que mi banca sea un vínculo de contacto, un canal de comunicación y participación con los diferentes colectivos sociales de nuestra provincia, en especial con los más vulnerables e invisibilizados. Somos concientes que entre esos grupos estamos las mujeres, los jóvenes y las jóvenes, los niños y las niñas de Mendoza.
Trabajaremos con mucho esfuerzo, seriedad y respeto, también con firmeza y osadía, para estar a la altura del honor que ustedes me han conferido. Y para articular los consensos necesarios que permitan darle volumen a una oposición que enfrenta una gran responsabilidad histórica.
Les mando un gran abrazo a todas y todos, nuevamente muchas gracias, estoy con ustedes y a disposición.
Andrea
Abrazo!

 

Volver arriba